croquetas

Croquetas de arroz y queso

Estas Croquetas son ideales para aquellas mamás que no dispongan de mucho tiempo en la cocina, pero quieren que sus hijos disfruten de una alimentación sana y equilibrada, además de incluir este cereal en su menú familiar.

A la hora de cocinarlas tienes varias opciones, las puedes preparar de la manera tradicional y con la sartén de toda la vida, pero ten en cuenta que de esta manera debes de tener mucho tacto sobre todo con el aceite para que coja la temperatura adecuada y no se quemen, para ello es conveniente que el aceite esté a una temperatura de unos 180º centígrados. En mi opinión, la mejor manera de cocinarlas es con una freidora en la que es muy fácil controlar la cantidad y temperatura del aceite. Otra muy buena opción es prepararlas con una freidora sin aceite, yo las he probado y me parecen geniales a la hora de realizar platos fritos y con la ventaja del ahorro en aceite, ¡que últimamente parece un producto de lujo!

Las croquetas de arroz es un plato muy típico en la gastronomía italiana. Las puedes servir con salsa y con platos de pasta o simplemente con una ensalada y tienes lista una cena estupenda y realmente sana. También puedes presentarlas como aperitivo o tapeo, o simplemente como entrante.

Si te ha sobrado arroz del día de antes y no sabes qué hacer con él, te recomiendo que las cocines porque son muy sencillas de elaborar y tienen un sabor muy especial. Se trata de una receta de aprovechamiento en toda regla y como ya sabes “a mí no me gusta tirar nada de comida”, me imagino que a ti te pasará lo mismo.

A mis hijos les encantan estas croquetas, ¡incluso se atreven a decir que están más ricas que las de jamón! Prueba a prepararlas como aperitivo de una comida familiar o entre amigos, seguro que tus comensales quedan encantado con tu receta.

Ingredientes:

  • 250 gr de arroz cocido

  • 100 grs de queso mozzarella rallado

  • 3 cucharadas de salsa de tomate

  • 1 cebolla

  • 1/4 de cucharadita de nuez moscada

  • 2 huevos

  • Pan rallado

  • Harina

  • Aceite para freír

  • Sal y pimienta

Paso a paso:

1. Lo primero que tienes que hacer es rehogar la cebolla muy picadita en una sartén con un poco de aceite. La pochas a fuego lento para que suelte el agua y no se queme.

2. Cuando esté tierna y haya cogido color agregas el arroz, la sal, la pimienta recién molida y la nuez moscada, remueves y sofríes unos 2 minutos. Añades la salsa de tomate y vuelves a remover. Ahora incorporas el queso rallado y lo mezclas hasta que esté totalmente fundido.

3. Lo pones en una bandeja y lo dejas enfriar a temperatura ambiente. En cuanto esté fría, coges una porción con una cuchara y la moldeas dándole forma de croqueta y así con todas las demás.

4. Las pasas primero por harina, después por huevo batido y por último en pan rallado.

5. Finalmente las fríes en abundante aceite caliente y cuando estén doraditas y crujientes las sirves calentitas que es como mejor saben.

Mis trucos y consejos:

• Si lo deseas puedes añadir jamón york, champiñones, zanahorias…

• Te recomiendo que no las congeles ya que el arroz no queda bien después de descongelarlo.

• Amásalas bien para que no se deshagan a la hora de freírlas.

• Las puedes preparar con anterioridad y cocinarlas cuando las vayas a consumir.

Y ya tienes listas unas crujientes y cremosas croquetas de arroz con queso que te pueden servir para cualquier ocasión.

Un fuerte abrazo y nos vemos por La Mansión de las Ideas.

About the Author:

Parmelia
Parme: El nombre es en honor a mi abuela, que fue la que me inculcó el amor por los fogones. Para mí fue la mejor cocinera del mundo. ¡Te quiero, abuela!

Deje su comentario

*