Fuente: Mobleku.es

cubreradiadores

Dale un toque diferente a tus radiadores

Año nuevo, vida nueva. En muchas ocasiones, este tópico no suele cumplirse llegado el uno de enero y este año puede que no sea distinto, no sé, habrá que esperar. Lo que sí es cierto es que ha llegado acompañado del frío y parece que va a ser un invierno muy duro. Varios han sido los motivos que me han llevado a certificar que el frío está golpeando con fuerza: he retornado a los pijamas de franela, vestido la cama con el nórdico de plumón, las mantas están de nuevo sobre el sofá y, sobre todo, que los radiadores han vuelto a funcionar a toda máquina.

Un par de aclaraciones sobre los radiadores de mi casa: es uno de los aparatos por el que más aprecio siento ya que me protegen del frío invierno, pero odio contemplar lo feos y viejos que son. Hoy me he quedado observando durante cinco minutos los que tengo en el salón y casi me echo a llorar. “Jezabel. Ya es hora de cambiar los radiadores; son horrorosos”, le he dicho a mi mujer. “¡Estás loco! ¿Acaso sabes el dinero que cuesta cambiarlos? La solución es comprar cubreradiadores”, ha contestado mi esposa.

¿Vosotros sabíais que existían los cubreradiadores? Pues yo no. Así que recurrí a mi gran aliado el portátil y me adentré en esa selva enorme que es Internet. Descubrí una página muy interesante: Emoble.es, con toda la información que disponen pude darme cuenta de que son un gran invento y que sirven perfectamente para camuflar nuestros radiadores viejos y antiestéticos. Pero está no es la única ventaja de los cubreradiadores…

  • Una de sus grandes cualidades, y también la más importante, es que reducen los riesgos de accidentes y quemaduras con los radiadores, sobre todo para protección de los más pequeños de la casa.

  • Se trata de muebles auxiliares que son muy adaptables ya que se realizan a medida, ofreciéndote la posibilidad de que encajen en cualquier lugar donde tengas ubicado el radiador.

  • Encajan magníficamente con cualquier tipo de decoración que tengamos en nuestro hogar, ya que en el mercado existen múltiples y variados modelos que se adecuarán a la perfección con el estilo de tu casa.

  • Estéticamente, puedes aprovechar el cubreradiador de muchas maneras: colocando encima de él desde libros, hasta fotos, además de pequeños enseres como jarrones, guardallaves, macetas… Incluso existen modelos en el mercado que hacen la función de pequeña mesa auxiliar.

  • También se les puede añadir complementos en la parte superior como tapas o cajones; de esta manera conseguirás adaptar el cubreradiador a la decoración de tu hogar.

  • Se pueden realizar en varios tipos de materiales como la madera, plafones de fibra, que vayan lacados, con el frontal tipo “tela de saco” o con láminas de aluminio e incluso se pueden crear en piedra artificial.

Lo cierto es que a mí los cubreradiadores me han convencido de pleno. Es la mejor opción si estás harto y quieres dejar de ver en tu casa los radiadores viejos y feos. Sin lugar a dudas la inversión de este año para nuestra vivienda serán los cubreradiadores. Ahora me tocará luchar con Jezabel y mis hijas para ver qué modelos son los que elegimos. ¿Cuánto apostáis a que salgo perdiendo? En vuestro caso siempre existe la posibilidad de que visitéis en la Red páginas especializadas como Cubreradiadoresmobleku.es, que disponen de un catálogo con multitud de modelos y estilos y en el que seguro que encontráis el que mejor se adapte a vuestras necesidades y gustos.

Un fuerte abrazo y nos vemos en mi próximo post.

By | 2018-01-23T15:55:12+00:00 enero 23rd, 2018|Blog de La Mansión, Decoración fácil, Mujeres de hoy|Sin comentarios

About the Author:

Luisfe
Luisfe: El bibliotecario. “Leer lo es todo. La lectura me hace sentir que he logrado algo, he aprendido algo, que soy mejor persona.” Nora Ephron. En mi opinión, esta es la mejor manera de explicar lo que es la literatura.

Deje su comentario

*