Cómo dejar de fumar

Fumar, como ya podrás saber; es la acción de aspirar o despedir humo de tabaco, cigarrillo u otros. Esto puede resultar considerablemente nocivo para tu salud dependiendo de qué estés fumando, si eres de esas personas que quieren mejorar su vida y tu meta es dejar de fumar; este artículo está dedicado exclusivamente para ti.

Algo que quizás no sepas es que existen dos tipos de fumadores: el pasivo; que es la persona que no fuma pero igual se aspira el humo de los que fuman a su alrededor y el fumador activo; que es el que ejecuta la acción, es decir, la persona que aspira y despide el humo del tabaco.

no-fumar-cigarrillos

Esto es el resultado de una mezcla de gases generada por la combustión, y que además transporta partículas en expulsión. El cigarrillo expide sustancias dañinas tales como: nicotina, alquitrán, cianuro, formol, plomo, monóxido de carbono, entre otras.

Es importante mencionar que la mayoría de esta población inicia aproximadamente a los 15 años de edad, como manera de juego o prueba, luego sienten la necesidad de ir aumentando el número de cigarrillos por día, y que solo la mitad de los fumadores mueren.

¿Cuáles son los efectos secundarios del cigarrillo?

Cambios en la piel: este mancha los dedos de las manos y uñas y la piel del fumador se nota el envejecimiento prematuro.

Manchas y caída de piezas dentales: producidas por el alquitrán y también favorece la aparición de caries y problemas en la encía, propiciando la caída de los dientes;

Osteoporosis: es el desgaste de los huesos hasta causar fracturas espontaneas en los adultos mayores, afecta mayormente a la población femenina.

Problemas en el embarazo: ocasiona amenaza de aborto, parto prematuro y mal formaciones en el feto.

dejar-de-fumar..

Problemas de infertilidad e impotencia sexual, ulceras gástricas y duodenales: se debe al efecto que la nicotina surte sobre la digestión haciéndola más difícil y causando acidez luego de las comidas y mal aliento.

Enfermedades como enfisema pulmonar y bronquitis crónica: ambas enfermedades disminuyen la cantidad de oxigeno que recibe el cuerpo humano, los pulmones no se insuflan del aire fresco que realmente necesitan haciendo la respiración dificultosa, existe mayor probabilidad de sufrir crisis asmática, derrame cerebral, ataque cardiaco, cáncer de pulmón, esófago, laringe, boca y estómago. Se corre el mismo riesgo de salud al fumar un cigarrillo, que una caja al día.

 

¿Cómo dejar de fumar?

Primeramente hay que tener fuerza de voluntad para dejar ese hábito, porque la mayoría de los que toman la decisión, vuelven a incurrir, estudios señalan que siempre el primer intento es fallido, a veces se necesita más de cuatro intentos para dejar el consumo del mismo, las recaídas también forman parte del tratamiento, y estas aparecen debido a la abstinencia durante las primeras semanas.

Es recomendable no sustituir los cigarrillos por alimentos, en caso de seguir una dieta preferiblemente debes posponerla hasta que la abstinencia por el cigarrillo este superada, es por ello que dejar una adicción comúnmente se asocia con el aumento de peso exagerado.

fumar-vs-comer

  • Realizar ejercicio diariamente de 20 minutos a una hora.
  • No buscar excusas para dejarlo.
  • Tener control en los alimentos que ingieres.
  • Practicar la lectura, pintura, música, baile para evitar el ocio y controlar la ansiedad.
  • Ingerir abundante líquido. El agua entre 8 y 12 vasos al día.
  • Consumir frutas antioxidantes como el Kiwi, frambuesas, arándanos, mora, frutilla, manzana, corozos, ciruela, granada, pomelo y otros.

dejar-de-fumar

Prueba infusiones para dejar de fumar.

Las infusiones son comúnmente conocidas porque reducen la ansiedad, pues ahora puedes aprovechas sus efectos positivos para sustituirlos por el hábito que quieres dejar; en este caso: fumar. Las infusiones deben ingerirse tibia y endulzadas con miel o azúcar morena para que surtan mayor efecto.

Té de malojillo: lavar dos raíces de malojillo bien, quitar las raicillas y colocar las ramas y raíces en 500ml de agua, hervir durante 5 min, dejar reposar.

Té de manzanilla: 250ml de agua hirviendo colocar una cucharada grande de flores de manzanilla, dejar reposar y consumir las veces que usted desee.

Té de jengibre: colocar una porción de jengibre en agua hirviendo aproximadamente 500 ml dejar reposar y consumir de tres a cuatro veces al día, el jengibre también se puede comer.infusiones-para-dejar-de-fumar

Conseguir una meta se basa en dar el primer paso, y si es por la salud; se debe dar firme y sin titubeo. El simple hecho de haber leído este artículo es un paso agigantado;  ya sabes que lo primordial, es el deseo de querer dejarlo. ¡Inténtalo y cambia tu vida!

Mas artículos parecidos  
Calendarios de Adviento originalesCómo dejar de fumarCómo comprar de forma más inteligente
Cómo bajar la tensión – Lo que debes saberCómo estudiar mejorLas mejores decoraciones de paredes