¿Alguna vez te has puesto a pensar en los colores de tu comida? Para que tu alimentación sea realmente equilibrada, nutritiva y saludable, debes incluir variedad cromática en tus platos.

Más que una simple apariencia, el color de las frutas y verduras corresponde a sus propiedades y, en consecuencia, a los beneficios que aportan a tu salud.

Por eso, se está poniendo muy de moda pensar en los beneficios de los platos por su color: a más cantidad de tonalidades consumidas al día, más seguridad se tiene que estás comiendo bien.

No hace falta que pongas todos los colores de una vez en el plato. Lo importante es que a lo largo de toda la semana comas frutas y verduras diferentes para que te aporten muchos beneficios y te sientas mejor.

Cuando leas este artículo te darás cuenta de todos los beneficios de frutas y verduras, y por supuesto de sus colores.

Las reglas de una dieta en colores

Frutas de todos los colores Los colores básicos son:

  • Blanco
  • Blanco/verde
  • Amarillo
  • Naranja
  • Marrón
  • Rojo
  • Verde
  • Azul/morado

Cada grupo de color tiene una combinación específica de nutrientes que hará que estés mejor cada día.

Hoy te voy a hablar de los alimentos de color blanco, blanco/verde y amarillo y en próximos artículos hablaré de las otras agrupaciones.

Color blanco

Las frutas y verduras blancas son ricas en potasio, diuréticas y mejoran la circulación sanguínea. Ayudan a combatir infecciones y refuerzan el sistema inmunitario.

  • Ajo: contiene fotoquímicos y potasio, reduce el colesterol, baja la presión arterial y previene la diabetes.
  • Cebolla: consumida cruda reduce la presión arterial y tiene acción antiinflamatoria.
  • Coliflor: contiene fibra y reduce la presión arterial.
  • Endivias: reduce colesterol y el exceso de radicales libres.
  • Manzana: reduce los niveles de colesterol y mejora la defensa contra las infecciones.
  • Pera: es diurética y rica en fibras.
  • Pimienta negra: su semilla es blanca, posee propiedades expectorantes, es digestiva y estimula el metabolismo.

Tienen propiedades capaces de reducir el riesgo de enfermedades cardíacas e incluso evitar accidentes cerebrovasculares. Esto se debe, entre otras cosas, a la presencia de sustancias como la flavina.

Estos nutrientes favorecen la renovación celular y ayudan a controlar los niveles de glucosa y triglicéridos en la sangre, previniendo contra innumerables complicaciones vasculares.

Otro de los beneficios de frutas y verduras blancas es su aporte de calcio; este mineral reduce la presión arterial. Si la presión arterial está alta más probabilidades de incidencia de derrames y enfermedades cardíacas. El potasio, fósforo y magnesio también son minerales presentes en este grupo de alimentos; ellos también regulan el trabajo del corazón.

Mejoran el sistema inmunológico y combaten inflamaciones e infecciones.
Ayudan la formación y manutención de huesos y músculos e intervienen en el funcionamiento del sistema nervioso y cardíaco.

También contienen la alicina, que es una sustancia aceitosa de color amarillo con propiedades bactericidas, razón por la cual coopera en el crecimiento de la flora intestinal e inhibe la formación de microorganismos patógenos. Se recomienda a las personas que padezcan de retención de líquidos, edemas y varices.

  • Manzana
  • Coliflor y romanesco
  • Peras

Color blanco/verde

El componente fitoquímico de estos alimentos de color blanquecino/verdoso se denomina alicina y allium y tiene muchos beneficios. Su gran característica es la de crear en el cuerpo un ambiente anti-bacteriano, anti-hongos y anti-viral.

  • Apio: contiene minerales como el sodio que ayuda a mantener las articulaciones saludables.
  • Setas: contienen selenio que ayuda a prevenir el cáncer y mantiene tu cuerpo en equilibrio.

La combinación de blanco con verde te ayuda a mantener bajos los niveles de colesterol en tu cuerpo, así como un corazón sano.

También aprovisionan de organosulfuros, flavonoides y ayudan a disolver los coágulos.

Algunos alimentos blancos/verdosos previenen el cáncer y las enfermedades del corazón y disminuyen los niveles de colesterol.

  • Ensalada de champiñones
  • Verduras blanco/verdosas
  • Apio

Color amarillo

Algunas investigaciones indican que pueden favorecer para reducir el riesgo de padecer algunos tipos de cáncer, diabetes o enfermedades cardiovasculares, y en estos alimentos nos encontramos también con la vitamina C, que cuenta con efectos antioxidantes contra la acción negativa de los radicales libres.

  • Aceite: contiene principalmente vitamina E, que es uno de los más importantes antioxidantes liposolubles que existen, los puedes encontrar principalmente los aceites de origen vegetal.
  • Ciruela amarilla: brinda importantes cantidades de azúcar y fibras. Permite restituir los líquidos que perdemos y colabora con el funcionamiento de nuestro intestino.
  • Limón: si echas unas gotitas cuando vas a cocer las verduras, reduce la pérdida de vitaminas. Si pones un poco de limón en el agua favorece las digestiones y te ayuda a adelgazar.
  • Melocotón: es rico en betacarotenoides que facilitan la sintonización de la vitamina A en el hígado.
  • Piña: contiene bromelina, una enzima que ayuda a la digestión de las proteínas, por lo que es aconsejable para aquellas personas que padecen pesadez de estómago y digestión lenta.
  • Plátano: tiene azúcares y potasio. El potasio es muy bueno cuando haces ejercicio y sudas. Si no tenemos potasio en nuestro cuerpo podemos sufrir de calambres en los músculos. Esta fruta sienta bien en personas que viven una vida demasiado activa.

Estas frutas son la mejor opción por la mañana, ya que te ayudaran a arrancar el día con más energía. Así que agrégalos a tu desayuno porque te darán fuerza y vitalidad.

La vitamina C mantiene los dientes y las encías saludables, puede curar heridas, mejora las membranas mucosas (resfriados), ayuda a absorber el hierro, previene la inflamación, mejora la circulación, y por lo tanto evita enfermedades del corazón. Es sabido por todos los beneficios de frutas de color amarillo y naranja sobre los resfriados.

Los más oscuros tienen las mismas propiedades para la salud que nos dan los alimentos de color naranja.

El color amarillo se relaciona con el sistema nervioso. Estos alimentos fortalecen los nervios, apoyan la digestión y alivian la irregularidad.

También se dice, hablando desde la perspectiva de la psicología, que los beneficios de frutas y verduras de color amarillo y en general todos los alimentos de esta coloración es ayudar a mejorar el ánimo y a favorecer una actitud positiva ante la vida.

  • Piñas
  • Limón
  • Melocotones

Si quieres saber más sobre los beneficios de frutas y verduras en el organismo, tengo otro artículo que te da más información de cómo cuidar el cuerpo.

Espero que estos consejos te sirvan para mejorar tu salud y sepas un poco más sobre lo que comes y los beneficios de frutas y verduras. Hasta el próximo artículo.