Cómo preparar un smoothie para refrescarte este verano

smoothie refrescante

Llega el verano y con él los calores inhumanos que tenemos que soportar todos los años durante esta época. Hay muchas maneras de combatirlo: ducharnos varias veces al día, vivir abrazados al aire acondicionado, dormir en la bañera llena hasta la mitad con cubitos de hielo… Yo prefiero refrescarme tomando unos buenos smoothie. Son ideales para mantenernos bien hidratados y es una combinación ideal de alimentos que ayudarán a mantener nuestro cuerpo con una dieta saludable.
Muy sencillos de preparar, solo tienes que combinar leche, yogurt o nata con las frutas que más te gustan o tus zumos preferidos; también puedes mezclarlos con agua, pero es una idea que a mí no me gusta ya que el batido perderá sabor y cremosidad. Para tomarlos bien frescos puedes elaborarlo como si fuera un granizado poniéndoles mucho hielo picado. Si quieres darle un toque elegante y sofisticado decora el borde del vaso con un trozo de fruta: melón, sandía, fresas, naranja, pomelo…
Hay personas que se preparan los smoothies con verduras variadas en vez de frutas o combinan los dos alimentos. No es una opción que sea muy de mi agrado, ya que no me gustan mezclar sabores de alimentos tan distintos, pero es cuestión de gustos; no tengas miedo en probar para descubrir cuál es el batido que más te gusta.

¿Cómo preparar un buen smoothie?

A la hora de preparar un buen batido, en mi opinión, lo más importante es la batidora de vaso  que vayamos a utilizar. Se trata de unos de los electrodomésticos más versátil y fácil de usar y no solamente lo utilizarás para preparar tus smoothies refrescantes, con este tipo de batidoras podrás preparar purés, zumos, cremas, picar carne… Es muy importante elegir bien nuestra batidora, por lo que te voy a dejar una serie de consejos para que puedas elegir la más adecuada:

  • Tiene que tener un motor resistente que proporcione una buena potencia entre 500 y 700 watios.
  • La cuchilla mejor de acero inoxidable por su durabilidad. Que sea extraíble para su fácil limpieza, tanto de la cuchilla como del vaso.
  • El vaso mejor que sea de un material resistente para evitar que se rompa con facilidad. El tamaño dependerá del uso que le vayamos a dar: si somos muchos en la familia, las veces que vayamos a utilizarla…
  • Que el fabricante tenga disponibilidad para suministrar piezas y accesorios de nuestro modelo.
  • Es muy útil que la batidora disponga de una apertura en la tapa para poder añadir más alimentos.

Teniendo en cuenta estos consejos podrás tener una batidora de vaso muy eficaz y que te dure muchos años. Ya solo falta el que te prepares tu refrescante smoothie. Añade a la batidora la leche, el yogurt o la nata, trocea las frutas y pica el hielo (puedes hacerlo en misma batidora), aplica el programa que más te guste según la textura y cremosidad que quieras para el batido, viértelo en un vaso y decora tu batido con un trozo de fruta, a mí me gusta darle un toque de hierbabuena. Y Siéntate a disfrutar de tu refrescante smoothie y olvídate de los calores.
Un fuerte abrazo y nos vemos en mi próximo post.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *