Beneficios de la pera para el sistema digestivo

Beneficios de la pera para el sistema digestivo

Son múltiples los beneficios de la pera para el sistema digestivo, principalmente dado al alto contenido de fibra insoluble presente en su piel. Dicha fibra  representa entre el 2,5% y el 3,0% de  su peso, y ayuda  a los alimentos a pasar con mayor  velocidad a través del estómago y los intestinos, y aporta volumen a las heces. Adicionalmente es una fuente de otros nutrientes como la vitamina C y la vitamina K, esta última necesaria para prever hemorragias en el tracto digestivo.

Debido a un par de razones de peso, con mucha frecuencia la pera es usada en dietas para adelgazar. La primera es su bajo contenido energético  (57 calorías por cada 100 gramos), y la segunda es su capacidad de regular la función del sistema digestivo. Ambos efectos facilitan la reducción de la ingesta de carbohidratos y grasas, permitiendo la disminución del peso corporal.

Principales beneficios de la pera para el sistema digestivo

Los principales beneficios que el consumo de este jugoso fruto trae al sistema digestivo son los siguientes:

1.- Evita el estreñimiento

La ingesta de alimentos con alto contenido de fibra insoluble ayuda a combatir el estreñimiento y a la evacuación irregular. Dicha fibra promueve el movimiento del material a través del tracto digestivo, y aumenta el volumen de las heces, condiciones que favorecen la expulsión. También el alto contenido de agua que posee la fruta  ayuda a que las deposiciones tengan una consistencia adecuada, evitando así el estreñimiento.

2.- Ayuda a mantener la salud intestinal

Una dieta alta en fibra reduce el riesgo de desarrollar hemorroides y la enfermedad diverticular  (formación de bolsas pequeñas en el colon). Esto debido a que parte de la fibra se fermenta en el colon, lo que favorece el crecimiento de una flora bacteriana que protege las paredes intestinales del ataque de patógenos dañinos.

Por otra parte la vitamina C presente en el fruto es un potente antioxidante, y por ello disminuye el efecto negativo de los radicales libres. Por ello, su consumo regular ayuda a prevenir enfermedades degenerativas en el tracto digestivo, tales como las úlceras y el cáncer en el colon.

3.- Ayuda al tratamiento de las hemorroides

La pera es una fuente de vitamina K, una sustancia que bien es sabido ayuda a acelerar el proceso de coagulación de la sangre. También contiene vitamina C, la cual forma una proteína requerida para sanar heridas y formar tejido cicatricial. Luego, el consumo de esta fruta es propicio para co-ayudar al tratamiento de las hemorroides.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *