¿Es la naranja la fruta más antioxidante? Conozcamos la verdad

Es la naranja la fruta mas antioxidante Conozcamos la verdad. Radicales libres, zumo de naranja, jugo de naranja, fibra, color, calcio, vitamina C, minerales, flavonoides

La naranja es una fruta de alto consumo a nivel mundial, rica y deliciosa para acompañar los desayunos de miles de personas y que evidentemente cuenta con muchísimas propiedades de primer nivel para aportar salud y bienestar, pero ¿Es la naranja la fruta más antioxidante? Conozcamos la verdad sobre sus aportes de vitamina C, calcio, flavonoides y minerales así como la efectividad del zumo de naranja para luchar contra los radicales libres de una manera efectiva mientras te ofrece fibra para una excelente digestión. Quédate aquí y descubre la importancia del color de la fruta y del jugo de naranja para calcular su capacidad antioxidante.

Actualmente existe una técnica novedosa desarrollada por la Universidad de Granada, esta permite medir la calidad y la cantidad antioxidante y han logrado descubrir que sus valores (de la naranja) son hasta 10 veces superiores a los que creíamos.

La mejor manera de conseguir la medición exacta de la capacidad antioxidante

Generalmente todos los zumos o jugos de las frutas cítricas se consideran altamente saludables debido a sus grandes propiedades antioxidantes, logrando reducir y enfrentar los daños causados por los radicales libres. Ahora mismo existe evidencia tangible de que la naranja estaba completamente infravalorada en cuanto a la cantidad y calidad de su accionar antioxidante.

Los valores del jugo de naranja en cuanto a su poder antioxidante se estimaban en unos 2,3 milimoles Trolox/litro (unidades de la capacidad antioxidante), pero actualmente y con nuevos sistemas de medición sumamente precisos es posible determinar que se encuentran por el orden de los 23 mmol Trolox/L. esto evidentemente hace necesaria una exhaustiva revisión de todas las tablas actuales en cuanto a las capacidades antioxidantes de los diversos cítricos.

Es importante destacar que estas pruebas de laboratorio solo hacen referencia a la parte líquida de los alimentos, ¿Por qué? Porque solamente es posible evaluar la capacidad antioxidante simulando la digestión en el aparato digestivo, es decir la fracción líquida que consumimos.

El grave problema es la falta de medición del poder antioxidante de la parte sólida (fibra) porque se pensaba que se desaprovechaba, pero ahora se sabe que igualmente llega al intestino y la microbiotica permite la fermentación de la misma y lograr la extracción de muchísima más sustancia antioxidante, la cual ahora es posible valorarla con nuevos métodos.

Resultados tangibles del aumento del poder antioxidante

Al descubrir que toda la fruta (sólido y líquido) permite aportes de antioxidantes evidentemente se disparan las cifras consideradas reales sobre el poder antioxidante de la naranja, por ello ahora se considera que mantiene unas 10 veces más poder antioxidante del que se creía.

Una técnica novedosa que efectivamente permite la correcta actualización de los conocimientos que hasta ahora teníamos con base en el poder antioxidante de los alimentos, incluidos por supuesto el de la naranja y demás cítricos, que evidentemente será de gran ayuda para dietistas y autoridades sanitarias.

Estos estudios y sus detalles han sido publicados en la revista Food Chemistry, y se han logrado incluir una gran cantidad de parámetros como el color, la relación de las diversas concentraciones analizadas, así como los parámetros físicos / químicos utilizados para cada una de las diversas mediciones.

Una cuestión de color

Además de ello es importante mencionar que el color de las naranjas permite llevar a cabo un cálculo visual sumamente sencillo y demostrado en los laboratorios, y es que efectivamente existe una relación proporcional entre el color y la cantidad de antioxidante que mantiene esta fruta. Es decir, a mayor color mayor cantidad de propiedades antioxidantes.

Una relación que evidentemente necesita de variados y de mayores estudios, y que aunque esté confirmada aún no está del todo clara a que se debe. Aunque evidentemente deben de interactuar las sustancias encargadas de proporcionar el color a esta fruta y lograr disparar todas sus cualidades antioxidantes que tanto beneficio llevan a cabo para la salud de los consumidores.

En conclusión, las naranjas están repletas de vitamina C y flavonoides como la herperidina la rutina y la quercitina capaces de proporcionar una invaluable ayuda para hacer frente al daño causado por los elementos o agentes externos como los radicales libres. Y de esta manera mantener la mejor lucha contra una gran cantidad de enfermedades degenerativas como el cáncer, la arterosclerosis o el mismísimo envejecimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *