¿Qué pasa si comes mucha sandía?

¿Qué pasa si comes mucha sandía?

La sandía es una fruta que debe ser parte esencial de cualquier dieta saludable, ya que está llena de múltiples beneficios, contiene vitaminas, minerales y antioxidantes saludables. Además, es una fuente natural de vitaminas A y C, y licopeno, el venerado antioxidante. Sin embargo, es posible que desconfíes de comerla en exceso y es que ingerir cualquier alimento en grandes cantidades, además de aumentar el número de calorías recomendadas, puede tener algunos efectos no deseados.

A continuación, en este artículo hablaremos de lo que podría pasar si comes mucha sandia, con el fin de disipar ciertos mitos sobre el efecto de esta fruta en tu dieta.

Efectos secundarios de comer demasiada sandía

A pesar de los múltiples beneficios para la salud, comer sandía en exceso puede traer algunas desventajas, las cuales te explicaremos a continuación.

  • Puede causar problemas digestivos.

Comer demasiada sandía puede causar malestar abdominal, hinchazón, gases y diarrea debido a su alto contenido de un grupo de carbohidratos fermentables de cadena corta que no son digeribles o se absorben lentamente en el intestino delgado. Estos incluyen oligosacáridos, disacáridos, monosacáridos y polioles.

  • Puede elevar los niveles de azúcar en sangre.

La sandía también tiene un alto índice glucémico. Por lo tanto, comer esta fruta en exceso puede elevar los niveles de azúcar en sangre, algo que debes tener en cuenta si padeces diabetes. Recuerda que a pesar de que estamos hablando de azúcares naturales, estas tiene un efecto en el metabolismo de los carbohidratos y  es verdad que la sandia contiene mucha azúcar.

  • Puede provocar cambios en el tomo de la piel.

Un estudio reciente determinó que comer demasiada sandía puede estar correlacionado con una decoloración amarillo-naranja de la piel, una variante de la carotenemia.

Como mencionamos antes la sandía posee licopeno, un antioxidante muy beneficioso, pero que también es un pigmento, y es responsable del característico color rojo de las sandías y otras frutas y verduras.

Si se consume en exceso, el licopeno puede acumularse en las capas externas de la piel y altera la pigmentación. Sin embargo, no es claro cuanto se considera que se ha ingerido demasiada sandía.

Pero si sabemos que se trata de una afección poco común y reversible. Su efecto en la piel puede desvanecerse por completo al reducir la ingesta excesiva de alimentos con licopeno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *