Antes de ponerte a limpiar el salón o cualquier otra habitación, debes saber los productos de limpieza que vas a utilizar, en este post te enseño a hacer unos limpiadores fáciles y ecológicos.

Siempre empieza limpiando de arriba hacia abajo, utiliza paños de microfibra que no dejarán ningún rastro de pelusas.

Para limpiar el polvo

Trucos caseros

Productos a utilizar:

  • 15 gotas de aceite de oliva.
  • 4 gotas de aceite esencial de limón.
  • 60 ml de vinagre blanco.
  • 325 ml de agua.
  • Bayeta de microfibra

Trucos caseros

En el pulverizador echas el aceite de oliva, el aceite esencial, el vinagre, el agua y mézclalos bien. Pulveriza el producto en los muebles, con la bayeta de microfibra lo extiendes y frotas por toda la superficie. Este producto es genial no solo para eliminar el polvo, sino también para conservar tus muebles en perfecto estado, dándoles un brillo natural y además siendo un gran desinfectante.

Para la limpiar los suelos de tarima

Trucos caseros

Productos a utilizar:

  • Mopa.
  • Fregona de microfibra.
  • Cubo de fregona.
  • Una taza de vinagre blanco.
  • Dos tapones de Jabón neutro.
  • Un chorrito de abrillantador para lavavajillas.
  • Agua.

Trucos caseros

Empieza limpiando el polvo con la mopa (si tienes aspiradora también puedes utilizarla) cuando toda la superficie este limpia de polvo coge el cubo de la fregona la llenas de agua y echa una taza de vinagre, dos tapones de jabón neutro y un chorrito de abrillantador para lavavajillas. Luego introduce la fregona en el cubo y escúrrela bien, frota en dirección de las vetas de la tarima. El abrillantador hace que seque con más rapidez y acentúa el brillo.

Para suelos de gres te lo explico en el artículo de Trucos fáciles para la limpieza de la cocina y el cuarto de baño.

Para la limpiar el sofá

Trucos caseros

Productos a utilizar:

  • Una cuchara de jabón para ropa delicada.
  • Un litro de agua tibia.
  • Toallitas húmedas para bebés.
  • Bayeta de microfibra

Trucos caseros

Primeramente, pasa la aspiradora por el sofá para quitar el polvo, pelos de tu mascota y los restos de suciedad que tenga.

Echa en un barreño el jabón para ropa delicada y el agua tibia, mezcla bien hasta formar espuma. Introduce la bayeta de microfibra en esta agua con jabón, luego escúrrela bien y con ella frota suavemente el sofá para que penetre bien en la tapicería, de esta manera quedará reluciente tu sofá.

También puedes utilizar unas toallitas húmedas para bebés, que son ideales para limpiar manchas pequeñas de los tapizados. Los productos que contienen no son dañinos, y están relativamente secas, así que no van a empapar ni deteriorar el sofá.