Yogur griego o yogur natural, comparémoslos y conozcamos ¿Cuál es el mejor?

Yogur griego o yogur natural, comparemoslos y conozcamos Cual es el mejor. Salud, dieta, fermentacion, bacterias, acido lactico, vitaminas y minerales, calcio, reconstituyente, proteinas

Para los amantes del yogur siempre existirá un apreciado dilema existencial y una pregunta que definitivamente todos se hacen: Yogur griego o yogur natural, comparémoslos y conozcamos ¿Cuál es el mejor?. De esta manera a continuación podrás disponer de toda la información referente a estas 2 versiones saludables de yogur, sumamente necesarios para mantener una excelente salud y lograr una ideal dieta diaria, repleta de proteínas, vitaminas y minerales y full reconstituyente gracias a sus aportes de ácido láctico y de calcio, que además permite incluir en tu organismo benéficas bacterias gracias a los mecanismos de fermentación que hacen posible este alimento.

Repletos de benéficos para el organismo y habitualmente consumidos a nivel mundial, mira los puntos fuertes y las debilidades de estas 2 maravillosas variantes del yogur.

Conozcamos con precisión a cada uno de ellos

Yogur natural

  • Primeramente se obtiene mediante la fermentación bacteriana y donde efectivamente intervienen “Lactobacillus bulgaricus y Streptococcus thermophilus”, de esta manera tanto el azúcar como la lactosa logran convertirse en ácido láctico, responsable de su peculiar textura y del sabor de este yogur.
  • Generalmente se obtiene a partir de leche de vaca, aunque acepta perfectamente leches de oveja o de cabra.
  • Sumamente rico en vitaminas del complejo B y en muchos minerales, destacando el calcio, el potasio, magnesio y fósforo.
  • Es perfecto para entregar al cuerpo humano grandes dosis de probióticos “organismos encargados de la regeneración de la flora intestinal”, ideales para las personas que necesitan o que están consumiendo antibióticos, que están inmunodeprimidas, que mantienen problemas digestivos o que sufren de desórdenes alimenticios.

Yogur griego

  • Este se consigue mediante el filtrado del suero líquido del yogur, lo que permite conseguir una consistencia muchísimo más espesa.
  • Contiene muchísimos menos azúcares que el yogur natural y un mayor número de contenido proteico.
  • Igualmente destacado en cuanto a su riqueza y al aporte de probióticos.

Las más destacadas divergencias entre el yogur natural y el yogur griego

Definitivamente en cuanto a cremosidad el yogur griego es más destacado, te ofrece una consistencia que perfectamente podría ser definida como una mezcla entre el yogur y el queso. Además ambos gozan de ser alimentos altamente recomendados para mantener una excelente dieta al conseguir buenos aportes nutritivos, pero con bajos contenidos de azúcares, saborizantes y colorantes.

La diferencia más marcada entre estas versiones es que en términos de elaboración el yogur griego debe de cumplir con el debido proceso de filtrado para la eficiente eliminación del suero líquido “razón principal de su consistencia más espesa”. Así mismo ambos contienen excelentes dosis de calcio y de proteínas y de muchísimas bacterias de altísimo beneficio para facilitar y revitalizar todos los procesos digestivos.

Adquiere beneficios incondicionales con ambos yogures

Ya sea que te guste consumir el yogur natural o que te inclines por el yogur griego es bueno que sepas que ambos son ideales para mantener una salud de calidad Premium. Una simple porción de yogur (unas 8 onzas aproximadamente / 200 gramos) permite que puedas disfrutar del 25% más del calcio que puede entregarte una taza de leche, más potasio que el que contiene un plátano y mucha más proteína que la que te entrega un huevo.

Ambos están colmados de calcio, proteínas, vitaminas del complejo B destacando la B12, la riboflavina así como potasio y fósforo. Además el yogur griego mantiene una increíble incidencia en la gastronomía actual al conseguir colarse y ser el ingrediente estrella en una increíble diversidad de platos que además de deliciosos son aportadores de altas dosis de salud y bienestar.

Sus diferencias más marcadas

Principalmente el sabor y la textura, ambas condiciones son muchísimo más acentuadas en el yogur griego y efectivamente para las personas que necesitan de mayores efectos positivos en el organismo, esto porque en efecto contiene muchísimas más cantidades de elementos saludables incluyéndose la vitamina A y el magnesio entre otros.

En cuanto a los hidratos el yogur natural contiene muchos más, razón por la cual es mejor considerar la ingesta del yogur griego para los casos donde se necesite perder peso, siempre manteniendo la cautela de verificar las etiquetas del producto para asegurarte que no mantenga azucares añadidos en su formulación.

El ganador indiscutible de esta comparación de yogures

Ambos son perfectos exponentes de un alimento saludable que aportará buenos resultados en cuanto a la ingesta de calcio y de minerales y vitaminas necesarias para el pleno desarrollo, además de mantener excelentes niveles de probióticos y de bacterias que efectivamente harán que tu sistema digestivo pueda asimilar los nutrientes de tus comidas.

Así mismo puedes disfrutar de un efecto depurativo al arrastrar consigo las toxinas acumuladas, producto de las dietas cárnicas y de las toxinas de los alimentos que consumimos. Por ello es importante destacar que ambos son excelentes y declarar en cierta medida un empate técnico que simplemente podría favorecer al yogur natural o al yogur griego por una cuestión de simples gustos personales, así como de intensidad de sabor y de consistencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *